Carrito

Por estas fechas, con motivo del Día Internacional de las Mujeres, se sacan cuentas alegres de los avances culturales y políticos conquistados por las mujeres, y también de los obstáculos que impiden una efectiva igualdad de derechos en todos los ámbitos de nuestras vidas. El deporte, en particular el ciclismo, no es ajeno a ello, así que estamos hablando de cosas que tú (especialmente hombre) ya conoces y es posible rectificar.

Las cabezas de algunas amigas (más las nuestras) se pusieron a pensar: ¿Qué situaciones en el mundo ciclista impiden la participación masiva de más mujeres? No excusamos a ninguna institución pública de las cosas que deberían hacer y no hacen, pero hay cosas que tenemos a la mano como deportistas y como sociedad civil ¿Cómo convertimos al ciclismo en un espacio seguro para las mujeres que lo practican? Estas reflexiones deben tomarse como tal. Son un llamado a pensar en un mejor deporte, más justo, igualitario y digno.

Si eres varón y practicas ciclismo, eres organizador/productor, tienes tienda o taller, entrenas mujeres o estás educando niños/as, puedes realizar las siguientes acciones para promover el cambio:

Dejar de pensar que las mujeres van para adornar las carreras

Las corredoras no son “las bellezas del ciclismo”. Eso incluye dejar de ocupar promotoras para las premiaciones y eliminar los comentarios sexistas, machistas y misóginos de los locutores/organizadores. Es muy fácil de entender/hacer y hasta el día de hoy se sigue haciendo.

El esfuerzo de las ciclistas vale lo mismo que el de los varones que compiten

Hay que destinar recursos para ofrecer recorridos competitivos con el mismo nivel de seguridad que los varones, respetando la independencia del pelotón de mujeres. Eso requiere igualar los premios de competencias y otras actividades, independiente de la cantidad de participantes que haya.

Deja de acosar a ciclistas u otras mujeres en la vía pública

Cuando vas rodando solo, con tu grupo de amigos o con equipo. Pararle la mano a quienes lo hagan y sacarlos del grupo si no entienden por las buenas. Si esto pasa en carreras debería sancionarse con expulsión inmediata de la competencia.

Dejar de subestimar a tus compañeras

En los entrenamientos, en conocimientos de componentes, mecánica, estrategia y/u otros relacionados.

Cóbrales lo justo

Dejar de vender o recomendar piezas o servicios incorrectos o innecesarios a las mujeres que saben menos.

Respeta sus espacios

Apoyarlas cuando se vean vulneradas en alguno de los puntos anteriores, respetando sus espacios y organización.

“Pedaleai como mina!”

Dejar de asociar el mal rendimiento o la forma de pedalear con cómo supuestamente lo harían las mujeres, disidencias u otros colectivos en desventaja E.: Pedaleas como mina/niñita/maricón, etc.

Promoción

Promover más ciclismo femenino en todas sus disciplinas, apoyando a deportistas, clubes y organización de eventos.

¿Y tú?¿Tienes alguna otra idea? Coméntanos a través de Instagram o Facebook. Nosotros por mientras seguimos pensando.

Leave a Reply